El oscuro mundo de los cobradores de recibos “de muertos”

Veo por las calles de mi pueblo un aviso que me ha llamado la atención:

Imagen

Habla de unos problemas con los recibos de una compañía de seguros (de la que omitiré el nombre) a raiz del fallecimiento de una persona.
Parece ser que un cobrador de recibos de decesos de mi localidad, se ha visto tentado por otra compañía de la competencia para que pase todas las pólizas de una compañía a otra con la consiguiente ganancia de comisiones. Cuando la compañía original se ha dado cuenta de la jugada, ha dejado de enviarle los recibos para cobrar a domicilio a esta persona. Hasta aquí todo “bien”.
Peeeeeero (siempre hay un pero), este cobrador tenía un negociete paralelo de donde se sacaba un dinerillo extra y que no es del todo limpio.
Los cobradores a domicilio de recibos de decesos se llevan una comisión por recibo cobrado. Pero cuando el recibo está domiciliado no se llevan nada. Pues este hombre “presuntamente” (odio tener que usar esta palabra) al dar de alta las pólizas nuevas, si la familia quería domiciliar el pago, les hacía firmar un documento para la domiciliación pero que realmente era una autorización para que él pudiera cargar en persona en la sucursal bancaria en la cuenta corriente de cada familia los recibos mensuales. Con lo que a efectos de la compañía el pago no estaba domiciliado,
Mensualmente esta persona, recibía de la compañía todos los recibos. Los dividía en dos: los que cobraba puerta a puerta y los que cobraba en el banco. Llevándose comisión por el cobro de todos los recibos.

Como la central ha dejado de enviarle recibos a este hombre y se ha puesto en contacto con las familias a través de otro cobrador “más honrado” esas familias con recibos “domiciliados” pensaban que estaba domiciliado por banco y no se han preocupado más. Esto ha provocado un impago importante en la cartera del pueblo.

Y ahora viene lo peor de todo.
Cuando la compañía ha detectado el error al cabo de los tres o cuatro meses (aprox.) ha aprovechado presuntamente la oportunidad para dar de baja (legalmente por impago) las pólizas peligrosas o sea, las de familias con edades estadísticamente próximas a edad de fallecer y ahorrarse así el pagar el entierro.

En resumen. Que el cobrador, por intentar ganarse unas comisiones por cambiar de compañía de decesos y por ganar dinero por cobro de recibos a domicilio, ha liado una buena en el pueblo.

DISCLAIMER (Exención de responsabilidad):

Todo lo arriba escrito es opinión vox populi, recogida de distintas conversaciones con gente del pueblo y en ningún momento afirmo que haya sucedido de la forma arriba descrita. De ahí la palabra presuntamente que se repite alguna vez en el texto y que se ha omitido tanto el nombre del pueblo así como el de la compañía.
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: