¿Dónde se entierran a los chinos? (Leyendas urbanas)

Una pregunta que me hacen muchas veces es ¿dónde se entierran los chinos?. Pues de la página de Informativos Telajinco, copio-pego lo siguiente:

En España hay 166.223 chinos empadronados, sólo en la capital son 44.304

Es la décima comunidad de inmigrantes más numerosa en nuestro país

Algunos mitos dicen que los chinos no entierran a sus muertos y no se hipotecan

¿Dónde entierran los chinos a sus familiares fallecidos? Es la pregunta que hemos trasladado a la calle y el cien por cien de los españoles a los que hemos preguntado ha mostrado dudas… La mayor de las leyendas urbanas que circulan en torno a los orientales tiene que ver precisamente con la muerte. Nosotros nos proponemos hoy desmontar estos mitos basados únicamente en creencias populares.

Cuentos Chinos. Video: Informativos Telecinco

Ninguno de los españoles a los que hemos consultado ha contestado que los chinos entierran a sus muertos en los cementerios. Los más precavidos dan respuestas como: “No te lo voy a decir…”, o “Yo no he visto ningún cementerio chino en España”, pero los hay que no titubean en asegurar que los orientales no entierran a sus fallecidos sino que “se los comen”, “los meten en los rollitos” o “los convierten en cerdo agridulce o pollo con almendras”. Por sorprendente e incluso ofensiva que pueda parecer esta creencia existe, tanto en las calles como en internet.

Hay muchas razones por las que no es fácil ver tumbas chinas en España. La primera es porque la población inmigrante china es joven, la media está actualmente en 30 años. Los chinos no pudieron abandonar su país hasta 1978 y hasta los 80/90 no empezaron a llegar aquí, y los que lo hicieron eran jóvenes. En segundo lugar los chinos, como todos los inmigrantes, desean retornar algún día a su tierra, así que la mayoría regresa a su país tan pronto como se jubila, con más razón si están enfermos. Nadie desea morir lejos de casa, lo explica un refrán chino que dice: “Las hojas caídas vuelven a su raíz”. Por eso pocos orientales mueren aquí, y los que fallecen sorpresivamente suelen ser incinerados y repatriados a China por sus familiares. Aún así existen tumbas chinas en España y desde aquí os invitamos a pasear por el cementerio madrileño de la Almudena, el de Carabanchel, o el de Alcalá de Henares para verlas. No es fácil porque no son muy numerosas, pero las hay, de hecho algunas tienen grandes sepulturas de mármol talladas con caligrafía china. Una de ellas es la del padre de Pablo, un chino que tiene a dos de sus familiares enterrados aquí. Le acompañamos a poner flores e incienso en la sepultura: “El gran mito es que los chinos no se mueren, que no se les entierra, que los metemos en los rollitos” dice Pablo con mucho humor haciendo suya la leyenda” “Los chinos sí se mueren, se entierran, de hecho mi padre está enterrado aquí”, explica señalando el sepulcro, “Pero los chinos cuando están enfermos retornan a China para morir con sus seres queridos”. Además añade otro argumento: “La mayoría de los chinos son budistas y el budismo dice que el cuerpo se muere pero no el alma, que queda vagando hasta que te toque reencarnarte, y supuestamente en ese otro mundo vivirás y comerás, y entonces querrás estar en tu tierra comiendo tu comida y leyendo tu lengua…”

Según el Instituto Nacional de Estadística sólo empadronados hay 166. 223 chinos en España. Con los argumentos expuestos hasta ahora no sorprende que sólo 81 chinos fallecieran el año pasado en nuestro país. Pero no es esta la única leyenda en torno a los orientales que se transmite sin explicación alguna en las calles. Quizá el carácter introvertido de los chinos, su discreción y el hecho de que dediquen la mayor parte de su tiempo a trabajar y apenas disfruten del ocio ni de las relaciones fuera de sus empleos contribuyan a alimentar las leyendas sobre su comunidad. Otro de los grandes mitos es que los chinos pagan siempre al contado y llevan mucho dinero encima en efectivo. La experiencia de la inmobiliaria Mr. House, que dedica entre el 60 y el 70% de sus ventas a la comunidad china, lo desmonta: “Yo no creo ese mito que anda por la calle… “, explica Diego Vázquez, director de la empresa, “Aquí por lo menos en cinco años que llevamos tocando el colectivo chino sólo una de las veces hemos hecho una operación del cien por cien y se ha pagado en efectivo en billetes de 10 y de 20, pero sólo una de las veces; el resto de las operaciones se han financiado al 80 o al cien por cien”.

Una tercera leyenda considera que los chinos son muy cerrados y no se integran. Para explicarlo contamos con la experiencia de Jumming Yao, una joven china de 31 años casada con Miguel, un español de 45. Para esta pareja chino-española hay que diferenciar entre dos comunidades de chinos: “Los que han venido aquí a hacer dinero que sólo manejan el idioma a nivel de su negocio y tampoco están interesados en la cultura española porque pueden conseguir todo dentro de su comunidad”, explican, “Y los que han venido aquí a estudiar que sí tienen tendencia a integrarse con los nativos y cuanto más relación tienen con ellos más contentos están, porque es bueno para conocer la cultura y buscar un trabajo aquí”, apunta Jumming Yao. Este es precisamente su caso, vino a Valladolid a realizar un master y ahora vive en España, trabaja como profesora en un instituto, su pareja y amigos son españoles y está plenamente adaptada a nuestra cultura. Así que muchas de las creencias populares que circulan en España sobre los orientales no son más que “cuentos chinos”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: