Curas “piratas” se ofrecen para celebrar funerales, bodas, bendiciones…

 

Leo en un periódico de Veracruz (México) un artículo que me deja alucinando.
Curas que en realidad no lo son, van merodeando ofreciendose a celebrar misas de funeral, bodas, bautizos y cualquier otro acto religioso. Cobran entre 350 y 1000 pesos.

De acuerdo con la Arquidiócesis de México, en los últimos cinco años estos religiosos “piratas” han proliferado; y aunque no existe algún registro de cuántos casos se han presentado, se cree que podrían ser cientos las personas engañadas en todo el país.

Algunos merodean funerarias y panteones para ofrecer una misa de cuerpo presente. También se presentan en mercados y negocios para bendecir los locales y puestos. Reparten tarjetas con la imagen de la Virgen de Guadalupe y datos del ministro: número de celular y el logotipo de la congregación a la que supuestamente pertenecen.

Tal es el caso de Luis Granados. Este joven de 23 años, que se internó como seminarista por unos cuantos meses y otros tantos como acólito en un par de iglesias, fue identificado como un impostor, según explicó Carlos Montiel, director del Consejo de Analistas Católicos.

“Se tiene registro que el pasado 28 de agosto este joven ofició una supuesta cantamisa en la colonia Oblatos, del sector Libertad de Guadalajara. Realiza misas y bendiciones de negocios cobrando por esos servicios”, detalló.

De acuerdo con Montiel, los estafadores cobran 350 pesos por misas de cuerpo presente, bendiciones de casas o negocios y servicios similares, mientras que por bodas o bautizos alcanzan unos mil 500 pesos. “Esto atrae a los creyentes, pues el precio es muy atractivo”, añade, pues una boda o un bautizo, que usualmente son los servicios más caros, cuestan aproximadamente tres mil pesos.

El padre José de Jesús Aguilar, subdirector de Radio y Televisión del Arzobispado de México, admitió que la Iglesia ha recibido algunas quejas sobre empresas en lugares como Acapulco que ofrecen paquetes de fiestas que incluyen al sacerdote, aunque sospechan que podrían ser “piratas”.

Ante este tipo de hechos, la Iglesia católica mexicana recomienda a los fieles que en caso de no conocer al sacerdote que oficiará, es preferible que corrobore su identidad.

El secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Manuel Corral, dijo que cuando una persona es estafada debe acudir al ministerio público y poner su queja, además de acudir a la Arquidiócesis de México para proporcionar información del lugar donde el supuesto sacerdote está ejerciendo.

“Por ejemplo si una persona es casada por un impostor, el matrimonio no es válido; no es tanto que vivan en pecado, sino ignorancia”, manifestó.

En caso de que no conozca al sacerdote, puede corroborar su identidad en la siguiente página: http://directorio.arquidiocesismexi…

»Deben presentar su credencial en la cual se muestra la parroquia a la cual pertenece

»La identificación debe incluir fecha de su nombramiento y de ordenación

»Denunciar ante el Ministerio Público por usurpación de funciones y estafa »Avisar a su vicaría para que ésta alerte a sus feligreses

»Por decreto del arzobispado, los sacerdotes tienen prohibido oficiar ceremonias religiosas en casas, salones de fiestas, ranchos y restaurantes, entre otros sitios

»Tampoco pueden solicitar dinero por algún servicio religioso en funerales y panteones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: