Ataúdes de Papel

En Hong Kong viven según censo de 2008 7.008.900 habitantes en 1.108 km2, una densidad de población de 6.325,7 hab/km2 eso es muuuuucha gente.

Los habitantes de Hong Kong tiene un gran problema cuando llega el momento de la muerte.
La original costumbre budista del entierro es un problema cuando no hay literalmente sitio. Los entierros como forma tradicional de ocuparse de sus difuntos, es un lujo reservado para pocos: una tumba en uno de los cementerios que todavía tienen espacios disponibles cuesta alrededor de 33 mil dólares. Entonces, cuando se opta por incinerar, el problema que tienen es de medio ambiente (y de tiempo)

Imagen

Un importador de Hong Kong ha sacado al mercado un ataúd de papel reciclado reduciendo así la contaminación generada por la cremación de los féretros de madera y derivados y reduciendo también el tiempo de combustión del mismo.
Como la contaminación ambiental de Hong Kong es una de las más altas de Asia, es de agradecer la reducción generada por las cremaciones pasando también a durar una incineración de 2 horas y media a tan solo treinta minutos.

“Además de que se queman mucho más rápido, los ataúdes de papel no tienen partes de metal ni plástico, ni el barniz carcinógeno con que están terminados los de madera”, explica John Lam, dueño de la empresa Futein que importa a Hong Kong cajones de papel hechos en China continental.

Sorprendentemente parecidos a los ataúdes convencionales, los hechos con papel reciclado pesan apenas 15 kilos, pero resisten el peso de una persona de hasta 200. Lam asegura que el principal temor de los usuarios, el de que la pared inferior del cajón se desprenda y el cuerpo del difunto se caiga en la mitad del servicio funerario, es físicamente imposible de materializarse.

Los ataúdes de papel son la alternativa ecológica en una sociedad en la que la opción de cremar los cuerpos sin ataúd y utilizando para el velorio uno previamente usado sería totalmente inaceptable. “Entre los chinos todo lo que tiene que ver con la muerte es de mal agüero y por eso cuando alguien muere, sus familiares queman toda su ropa.

 

Usar un cajón de segunda mano sería atraer la mala fortuna, algo impensable.

 

Trasladando esto a la cultura funeraria española, seguramente sería muchísimo más difícil convencer a las empresas funerarias para que comprasen estos féretros que a las autoridades para que se permitiera su uso o incluso a las familias. ¿Porqué? pues porque tendrían que renunciar a los altísimos márgenes que les dejan los tradicionales ataúdes de madera y derivados.

 

Una respuesta to “Ataúdes de Papel”

  1. Suena como una alternativa inteligente para reducir la emision de los gases en la combustion, Excelente nota. En este mundo con cada vez mas habitantes estas soluciones cada vez seran mas necesarias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: